AUDITORÍA ENERGÉTICA

¿Cómo reducir los costes energéticos de la empresa?

Durante los últimos años, como consecuencia de la elevación de los precios, los costes energéticos de las actividades económicas se han incrementado de forma muy significativa y se espera, que en el futuro inmediato, sigan aumentando. Esto obliga a considerar la energía como un ámbito prioritario de la gestión empresarial de toda actividad productiva, siendo la realización de una AUDITORÍA ENERGÉTICA la primera acción que se recomienda abordar. Para que esta auditoría resulte verdaderamente útil, y no un mero trámite administrativo, deben cumplirse unos requisitos previos indispensables:

1. Que la empresa apueste realmente por la mejora de la eficiencia energética y contemple el ahorro de energía y su uso eficiente como una vía para mejorar la rentabilidad del negocio.

2. Que quienes realizan la auditoría cuenten con la capacidad técnica y experiencia necesaria para identificar y evaluar, de forma fiable y rigurosa, las posibilidades reales de ahorro y mejora de la rentabilidad.

Ingeniería, Estudios y Servicios, S.A. reúne las condiciones necesarias que aseguran la utilidad de la auditoría energética en los términos expresados. Para ello, recomienda y sigue la metodología que se expone en lo que sigue:

METODOLOGÍA DE TRABAJO

1.

Análisis de las fuentes de energía utilizadas.
Tras determinar la utilización y el coste relativo de cada una de las fuentes de energía utilizadas, se analiza la sustitución de alguna de ellas por otras de mayor rendimiento energético y económico así como la posible implementación de fuentes de energía renovables.

2.

Selección de los objetos prioritarios.
La obtención del perfil de consumo permitirá determinar los equipos y procesos que representan mayor coste energético para la empresa. Éstos suelen ser las calderas, los compresores de aire comprimido o los grupos de bombeo, aunque cada planta industrial y cada proceso establece cuales son los equipos y procesos prioritarios en cuanto a medidas de eficiencia energética.

3.

Análisis de la viabilidad económico financiera.
Es posible que algunas de las medidas que se propongan no generen el ahorro económico necesario que permita amortizar la inversión necesaria en un plazo razonable. Ello exige analizar cuidadosamente la rentabilidad de las posibles actuaciones, una vez constatada su viabilidad técnica.

4.

Definición de nuevo perfil de consumo.
A modo descriptivo se realiza un cálculo del nuevo perfil de consumo que se produciría tras la ejecución de las medidas viables económicamente analizando las posibles implicaciones colaterales. (cambio de tarifas, combustibles, etc).

5.

Sistema de gestión energética.
Es posible reducir costes energéticos mediante la implantación de un sistema de gestión energética que permita distribuir el perfil de consumo de acuerdo con los horarios más convenientes. Los sistema de gestión energética permite evaluar periódicamente los ahorros previstos y los reales.

6.

Optimización de la facturación de fuentes de energía.
Finalmente se analiza el estado actual de contratación y las posibilidades de mejora de acuerdo con el nuevo perfil de consumo y que, en determinados casos, puede implicar una reducción en la potencia contratada o un cambio en la tarifa eléctrica.

¿Quieres contratar nuestros servicios?

Nos encargamos de desarrollar tu proyecto de principio a fin y te evitamos preocupaciones.

Menú de cierre

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar